Coca de trampó (a mi manera…)

coca trampo

Cada vez soy más consciente de que tengo amigos impresionantes a todos los niveles. Vale, a cada uno de nosotros la gente que queremos nos parecen geniales. Pero no me refiero a que creamos que son fantásticos. Me refiero a que objetivamente, consigan hacer grandes cosas en la vida.
Sin darme apenas cuenta, he conseguido rodearme de personas espectaculares, creativas, inteligentes, que han llegado a ser grandes emprendedores (esa palabra que se lleva ahora tanto), y que estoy segura de que están camino de conseguir el éxito profesional.

Por ejemplo, mi amigo Jose, que ha escrito un libro sobre emprender en criminología al que podéis echar un ojo aquí. Lleva años dándonos la murga con sus blogs, sus diarios y sus listas de spotify con música de modernos… y ahora se ha hecho un hueco en ese difícil mundo (no en el de los modernos, que también, si no en el de la criminología). Quién iba a pensar que ahora le pagarían por hablar… ¡y yo escuchándolo gratis durante horas mientras trabajamos juntos en el museo!
Recuerdo que siempre teníamos conversaciones sobre posibles empresas que podíamos montar para salir de la pobreza… ideas que con el tiempo otros han llevado a cabo con éxito… así que no eran tan malas xD
Lamentablemente ambos somos amantes de la procrastinación, y tendemos a distraernos rápidamente.

Pues nada, que supongo que mi vida os importa más bien poco, pero… como Jose es mallorquín, y fue él quien me descubrió esta receta, le quiero dedicar esta coca de trampó a él. Aunque aviso: es una adaptación bastante libre fusionando lo que he ido leyendo por otros blogs… (¡Aunque quedó tremenda!).
Sigue leyendo

Lomo glaseado

Lomo glaseado2
Seguramente alguna vez habéis tenido semanas de esas en las que parece que el universo se ha puesto de acuerdo para no darte tregua y en las que te ves involucrada sin comerlo ni beberlo en situaciones surrealistas.

Pues yo he tenido una semana de esas. Desde conspiraciones que incluyen acentos rusos, hasta mensajes crípticos, ejercicios pélvicos y fiestas blancas. ¡Todo de lo más extraño!

No voy a entrar en detalles para no aburriros, así que os dejo con una receta que a simple vista también puede parecer un poco surrealista: cerdo glaseado.
Perfecta para rematar una semana de lo más rara, ¿No creéis?

Sigue leyendo

Lomo a la crema (con nata y ¡ketchup!)

Lomo a la crema

Lo reconozco. Últimamente estoy muy perezosa. Hacía años que no dormía tanto los fines de semana. Esta pereza ha contagiado a mis menús del fin de semana y es por eso que hay tantos platos rápidos y sencillos.
Sin embargo, eso no tiene por qué ser malo. La receta de hoy es de esas “buenas, bonitas y baratas”. Y os estaréis diciendo: “¿Nata y ketchup? ¡Eso no puede estar bueno de ninguna de las maneras!”… ¡Pues os equivocáis! Aunque en un principio no me fiaba mucho del resultado, la verdad es que cuando lo pruebas, repites. Dadle una oportunidad y no os arrepentiréis.

Sigue leyendo

Muffins de tortilla de patatas con mermelada de pimientos del piquillo

Muffin de tortilla

Mucha gente detesta las fiestas: familia, comilonas, gastos, regalos, ropa nueva, decoración, villancicos… personalmente adoro estas fiestas, y no por el hecho de pasar más tiempo con la familia o de comer hasta decir basta. Realmente, las Navidades, final de año y Reyes, me gustan porque son el momento en el que a todo el mundo le gusta estar pendiente de los detalles, de la decoración, de intentar hacer las cosas un poco más bonitas.

Muchas veces, podemos hacer exactamente lo mismo que estamos haciendo, pero presentarlo de tal forma que parezca algo mucha mejor. Eso con la comida es muy importante, ya que debe entrar por los ojos antes que nada.

La receta que hoy propongo trata exactamente de eso: poner bonito un plato de toda la vida. ¿Quién no ha hecho en su casa una tortilla de patatas para cuando vienen invitados? Pues esta es sólo una vuelta de tuerca a esa mítica tortilla, para hacer que la gente que se siente en nuestra mesa se sorprenda. ¡Y os aseguro que funciona! Ya son muchas las personas que me han pedido la receta y que sé que la han hecho y han triunfado. Si pasáis por aquí y la hacéis os animo a compartir vuestros resultados 🙂

Sigue leyendo

Crema rápida (¡y rica!)

crema rápida

¡Empezamos mal! No llevo ni un mes y ya soy incapaz de actualizar cada semana… pero es que diciembre es un mes ajetreado en mi casa: dos cumpleaños, un santo, las Navidades, trabajo extra por culpa de cosas que se tienen que cerrar antes de final de año… En fin, que no tengo tiempo ni para ponerme mala.

Por eso, pensando en alguna recetilla fácil, económica y rápida, enseguida me vino esta  a la cabeza. Si algún día tenéis una comida de última hora o simplemente no os apetece estaros dos horas en la cocina, esta crema rápida es vuestra receta perfecta. Está buena y es resultona. ¿Qué más se puede pedir?

Sigue leyendo

Vasitos de puré de patata a los tres quesos

Puré de patatas

Esta es una de esas recetas que surgió de intentar arreglar otro plato. Quería hacer patatas rellenas, pero mientras seguía la receta, vi que no me iban a quedar bien. Las patatas estaban medio crudas, la piel se había despegado por completo, y la crema quedaba sosa y sin sustancia alguna. Así, que en vez de rendirme, cogí un poco de mantequilla, de sal y pimienta, e intenté hacer algo comestible.

¡Y este fue el resultado!

Sigue leyendo

Bizcocho a la taza hecho en microondas

Bizcocho en taza

No sé si a vosotros os pasa lo mismo, pero a mi los domingos por la tarde (y sobre todo si hace frío como hoy), me entran siempre ganas de comerme un bizcochito con el café. Lo malo, es que muchas veces da pereza ponerse a hacer un bizcocho a media tarde, sobre todo sabiendo que siendo dos en casa, vamos a tener para toda la semana. O eso, o nos lo zamparemos en un par de días… lo cual es casi peor.
Por eso, cuando descubrí la receta de este bizcocho en el blog de manzanaycanela , vi el cielo abierto. ¿Un bizcocho de chocolate que se hace en el microondas en tan sólo 5 minutos y sin marranear media cocina? ¡Perfecto!
Aunque la receta que os enseño hoy sea muy parecida a la original, ya he probado a hacer variaciones, quitando el chocolate y utilizando batido de vainilla en vez de leche, poniendo colacao en vez de cacao, cambiando el tipo de azúcar, añadiéndole un poquito de jengibre o de canela o cambiando la leche de vaca por leche de almendras. ¡Cualquier cosa que se os ocurra!

Sigue leyendo