Tarta de queso

tarta queso

Mayo ha sido un mes de lo más completo. Cada fin de semana he tenido saraos: tres cumpleaños, un evento del trabajo, reuniones familiares y con los amigos… La sal de frutas y yo nos hemos vuelto inseparables. Si a eso le sumas este calorazo repentino, no es que me apetezca mucho comer cosas pesadas, ni todo hay que decirlo, meterme en la cocina a pasar calor para hacerlas.
Por eso esta tarta de queso es perfecta: es rápida de hacer, ensucia poco, y se puede comer fría. Además, a pesar de que lleve leche condensada es ligera y muy cremosa. Sigue leyendo

Anuncios