Calamares con tomate

Calamares con tomate 2

Creo que ya lo he dicho, pero detesto el pescado. Y no sólo comerlo, odio limpiarlo. A un bizcocho no le tienes que quitar tripas, ni tiene cosas asquerosas en su interior, ni ojos opacos que te miran… ¡Me dan mucha grima, lo siento!

Pues imaginaros la cara que se me quedó cuando le pedí a mi marido que fuera a comprar calamarcitos, y me viene con unos mega calamares sin limpiar. Casi lo mato. Cuando son pequeños no dan tanta cosa, pero aquellas potas enormes… Total, que me armé con unos guantes y lo hice. ¡Qué asco, qué asco, qué asco!
Al final tuve que replantear mi plato, ya que no iba a poner esos monstruos enteros, y voilá…. Unas anillas de calamar con tomate.

Sigue leyendo

Anuncios