Ensalada fría de judías y atún

ensalada judias Hoy otra comida ligerita para estos calores estivales. Si ya estáis cansados de la lechuga y la ensalada de pasta, probad con las ensaladas de legumbres. Son perfectas para seguir comiendo judías y garbanzos aunque sea verano. Las combinaciones son infinitas, pero siguiendo en la línea de esfuerzo mínimo que ya dije, os dejo la receta de una ensalada rica y resultona de sólo cuatro ingredientes. Sigue leyendo

Tostadas a la caprese

BRUSCHETAS

¡Vacaciones por fin! Supongo que muchos de vosotros también estáis disfrutando de unos días de fiesta, o ya estáis en la cuenta atrás para hacerlo. Te pasas todo el año esperando que llegue el verano para hacer reset y volver de nuevo al trabajo con energías renovadas… pero luego las vacaciones se pasan en un abrir y cerrar de ojos!

Por eso, para aprovechar al máximo vuestros días de vacaciones sin malgastar tiempo en cosas innecesarias, voy a proponeros una serie de recetas super rápidas y aptas para estos días de verano. ¡Espero que os gusten! Sigue leyendo

Banoffee

banoffee

¿Qué nombre más raro, verdad? ¿Y si os digo que Banoffee es la fusión de las palabras banana y toffee? Así ya no hay lugar a dudas de lo que lleva el postre de hoy, ¿no?

El Banoffee es un postre muy típico del Reino Unido, y suele presentarse en forma de tarta. Como necesitaba transportarlo y una tarta siempre es más engorrosa a la hora de desmoldar y demás, esta vez hice una versión en vasitos individuales. Además, me pareció un poco complejo eso de andar cortando capas de toffee y galletas, ya que al primer corte todo se iba a enguarrar.

A lo que iba… que este postre es espectacular. Todos los sabores combinan perfectamente y el resultado es una mezcla dulce pero no excesivamente empalagosa, y al ser un postre fresquito, es apto para estos calores estivales.
La única parte compleja es hacer la crema de caramelo, y tampoco tiene mucho misterio, así que os animo a hacerlo y sorprender a vuestros invitados.
Sigue leyendo

Tarta de queso

tarta queso

Mayo ha sido un mes de lo más completo. Cada fin de semana he tenido saraos: tres cumpleaños, un evento del trabajo, reuniones familiares y con los amigos… La sal de frutas y yo nos hemos vuelto inseparables. Si a eso le sumas este calorazo repentino, no es que me apetezca mucho comer cosas pesadas, ni todo hay que decirlo, meterme en la cocina a pasar calor para hacerlas.
Por eso esta tarta de queso es perfecta: es rápida de hacer, ensucia poco, y se puede comer fría. Además, a pesar de que lleve leche condensada es ligera y muy cremosa. Sigue leyendo

Arroz al curry

arroz al curry
Llevaba tantos días sin escribir que cada vez me daba más pereza… ¡Y eso no puede ser! Pero como seguramente habéis estado empalmando fiestas de Semana Santa, puente del 1 de mayo y demás, creo que sabéis de lo que hablo.

Para romper esta sequía, cambiamos las galletas por un poco de arroz al curry. Este plato puede ser una guarnición perfecta y diferente para acompañar a la carne. Si, ya sé que las patatas fritas os gustan más, pero os invito a probarlo aunque sólo sea por variar un poco 🙂 Sigue leyendo

Pollo con sésamo

Pollo con sésamo

Una de recetas reinventadas. ¿Quién no ha comido pollo rebozado alguna vez? Es, junto con el pollo a l’ast, la comida más típica y socorrida de los domingos.
A nosotros nos encanta y además es una de las pocas cosas que están buenas tanto en frío como en caliente. Sin embargo, no es un plato con mucho glamour. Seguramente no invitaríais a nadie a comer y le pondríais unas pechugas rebozadas… Es como muy de casa de tu madre o de tu abuela.

Pero… ¿y si probamos a darle al rebozado un punto diferente? Aquí es donde entra vuestra imaginación, ya que podéis añadirle lo que queráis. Mis dos opciones favoritas, son el rebozado con quicos molidos, que queda crujiente, con mucho sabor, y acompañado de una salsa estilo barbacoa está tremendo, y el de pan rallado y sésamo.

De momento os dejo con la receta del último. ¡Espero que os guste!

Sigue leyendo

Tostadas de queso de cabra

Tostada de queso de cabra

No me gusta el queso… mejor dicho, no me gusta comer queso en su estado “normal”. Sólo lo como si está rallado o derretido: pizzas, bocadillos calientes, pasta… Soy capaz de comerme queso filatto a cucharadas, pero incapaz de comerme un taquito o una cuña. De hecho, recuerdo que de pequeña mi abuela me traía a la mesa el queso y un rallador para que me sirviera a gusto.

Con el tiempo he ido descubriendo a más gente como yo, que tiene muy en cuenta las texturas a la hora de comer, y sólo consume el queso así.

En honor a todas esas personas que consumen el queso sólo calentito, va esta receta: fácil, rápida y buenísima. ¡Y mirad que colores más bonitos! Si es que no se puede pedir nada más. Sigue leyendo