Galletas de parmesano

Galletas de parmesano

Hoy la cosa también va de galletas, pero esta vez de galletas saladas. El día que probé estás galletas por primera vez caí totalmente enamorada de ellas.

Este tipo de galletas se caracterizan por un interior quebradizo, casi hojaldrado, muy ligero. Pueden comerse solas o servir como base para alguna coca o tostada, dependiendo del tamaño. Además son muy fáciles de hacer, y puedes prepararlas con antelación, por lo que son muy socorridas para cuando tienes a mucha gente a comer y quieres tener cosas ya listas.

Como veréis, hacer la masa es muy rápido, lo que puede daros un poco más la lata es preparar las galletas en sí, ya que hay que ir refrigerando la masa para evitar que se rompan en exceso.

Además, la receta tiene algunos trucos para hacer galletas, que espero que os sean útiles 🙂

Sigue leyendo

Anuncios

Coca de trampó (a mi manera…)

coca trampo

Cada vez soy más consciente de que tengo amigos impresionantes a todos los niveles. Vale, a cada uno de nosotros la gente que queremos nos parecen geniales. Pero no me refiero a que creamos que son fantásticos. Me refiero a que objetivamente, consigan hacer grandes cosas en la vida.
Sin darme apenas cuenta, he conseguido rodearme de personas espectaculares, creativas, inteligentes, que han llegado a ser grandes emprendedores (esa palabra que se lleva ahora tanto), y que estoy segura de que están camino de conseguir el éxito profesional.

Por ejemplo, mi amigo Jose, que ha escrito un libro sobre emprender en criminología al que podéis echar un ojo aquí. Lleva años dándonos la murga con sus blogs, sus diarios y sus listas de spotify con música de modernos… y ahora se ha hecho un hueco en ese difícil mundo (no en el de los modernos, que también, si no en el de la criminología). Quién iba a pensar que ahora le pagarían por hablar… ¡y yo escuchándolo gratis durante horas mientras trabajamos juntos en el museo!
Recuerdo que siempre teníamos conversaciones sobre posibles empresas que podíamos montar para salir de la pobreza… ideas que con el tiempo otros han llevado a cabo con éxito… así que no eran tan malas xD
Lamentablemente ambos somos amantes de la procrastinación, y tendemos a distraernos rápidamente.

Pues nada, que supongo que mi vida os importa más bien poco, pero… como Jose es mallorquín, y fue él quien me descubrió esta receta, le quiero dedicar esta coca de trampó a él. Aunque aviso: es una adaptación bastante libre fusionando lo que he ido leyendo por otros blogs… (¡Aunque quedó tremenda!).
Sigue leyendo