Batido de café

batido plátano
Como habréis podido comprobar. Además de las ganas de cocinar, el calor también se ha llevado mis ganas de escribir textos largos. Y es que el “despacho” de casa es una sauna y solo entramos aquí si es absolutamente necesario.
Pero como tengo unas cuantas recetas fresquitas, y no es plan de colgarlas cuando llegue el otoño, aquí estoy tecleando mientras me deshidrato.
Espero que al menos merezca la pena ;P Sigue leyendo

Anuncios

Galletas ligeras

galletas ligeras de canela

Galletas, galletas y galletas… Últimamente no hay fin de semana que no haga al menos dos tipos de galletas diferentes. La verdad es que tiene una explicación. Cuando hacía algún bizcocho, lo dejaba en casa, y en cada visita a la cocina íbamos picando… Si hago galletas, las reparto: a mi madre, a las compis de oficina… así puedo hacer más cosas, ya que sé que no van a acabar todas en mis caderas xD
La parte mala es que mi marido siempre refunfuña cuando ve que me las llevo, y que ahora en el trabajo me odian por engordarlas a ellas… pero todo sea dicho, los lunes con dulces pasan mejor!

La receta original de estas galletas no me acababa de convencer, ya que quedaban unas pastas sin sabor, secas, sosas… Con estas cantidades quedan unas galletas suaves y nada empalagosas, que se deshacen en la boca. Sin embargo, os aconsejo probar un pellizquito de masa en crudo, ya que así sabréis si según vuestro gusto han quedado muy sosas y les hace falta más azúcar.

Si os gusta el vaso que acompaña a las galletitas, os diré que es de Anna Tulleuda, mi moderna favorita, fantástica diseñadora y mejor persona. Podéis conocer su último proyecto, Ultramarins, aquí 🙂

Sigue leyendo

Galletas de canela

galletas de canela1

Esa cosa con cara de sabelotodo soy yo. De esos días en los que los mayores problemas que tenías eran que tu hermana pequeña había decidido ponerse creativa y dibujar encima de todos tus libros, o sacarle la cinta a todos tus cassettes.

Cuando probé estas galletas enseguida me recordaron a las perrunas, unas galletas típicas del pueblo de mi padre y que están de muerte. Por eso me acordé de los fantásticos veranos cuando aún iba al “pueblito bueno”. Luego te haces adolescente y te aburres siempre y dejas de ir.

Pero qué le vamos a hacer… ¡Es inevitable crecer! Eso sí, no dejéis que ser mayor sea sinónimo de ser aburrido, gris, ni estar malhumorado o enfadado todo el día. No hay que perder nunca la sonrisa. Eso es algo que mi madre me ha enseñado (aunque lo suyo le ha costado), y que hoy en día me ayuda mucho. Sobre todo porque, si me dejo ir, soy de esas personas que tienden a ver siempre el lado negativo de las cosas.

Así que, en honor a los días de verano, el pueblito bueno, y las madres estupendas y amantes de la canela, aquí os traigo las mejores galletas del mundo. Sigue leyendo

Muffins de miel y canela

muffinsmiel1

Ya está aquí la primavera. Esa maravillosa época del año en la que tienes que ir siempre a cuestas con una chaqueta por si acaso y un bolso lleno de pañuelos para sonarte. Que fantástico es el polen de las flores y no saber nunca que ponerte… y acabar sudando a lo Camacho o pasando frío.

A mí lo único que me gusta de que llegue el calor es inaugurar los fines de semana en la terraza. Bueno, yo tengo un balcón estrecho, pero me sirve igual.

Seguramente estaréis pensando que voy a hacer una receta de picoteo dominguil, para disfrutar con una cerveza y unas patatauelas, pero no… ¡Os equivocáis! Como ésta es la estación de los contrastes, donde para unos parece que ya sea verano y otros siguen en el invierno, he decido hacer un muffin muy de manta y café con leche y sacarlo a tomar el sol en una cesta de picnic.

Sigue leyendo

Crema rápida (¡y rica!)

crema rápida

¡Empezamos mal! No llevo ni un mes y ya soy incapaz de actualizar cada semana… pero es que diciembre es un mes ajetreado en mi casa: dos cumpleaños, un santo, las Navidades, trabajo extra por culpa de cosas que se tienen que cerrar antes de final de año… En fin, que no tengo tiempo ni para ponerme mala.

Por eso, pensando en alguna recetilla fácil, económica y rápida, enseguida me vino esta  a la cabeza. Si algún día tenéis una comida de última hora o simplemente no os apetece estaros dos horas en la cocina, esta crema rápida es vuestra receta perfecta. Está buena y es resultona. ¿Qué más se puede pedir?

Sigue leyendo

Tostadas francesas

Tostada francesa 2

Si, volvemos a los dulces, pero es que ahora en diciembre es lo que más apetece. Con tantos turrones, bombones y anuncios de cosas buenas en la tele, además de las ganas de comprar, te entra el mono de ponerte a cocinar cosas buenas, y que la casa huela a canela y vainilla.

Traigo una receta rápida para el desayuno de los domingos, como alternativa a los churros con chocolate: Unas tostadas francesas. Esas maravillosas tostadas, que mientras las vas comiendo notas como se posan en tus caderas… Pero oye, ¡aún queda mucho para el biquini!

Quizá alguno se pregunte qué diferencia hay entre una tostada francesa y una torrija… Pues bien, hasta donde yo sé hay varias diferencias:
1. El tipo de pan. Las torrijas se hacen con pan duro y las tostadas francesas no.
2. La mezcla. Aunque son los mismos ingredientes, en las tostadas se hace un batido con todo, y en las torrijas, primero se empapan en leche y luego en el huevo.
3. Al freírlas, unas lo hacen con mantequilla (por supuesto, ¡son francesas!), y las otras se fríen en aceite.
Como veis son diferencias muy sutiles, pero es como la existente entre una magdalena, un muffin y un cupcake: hay quien no la ve, y quien piensa que no se parecen en nada.

Sigue leyendo