Aprovechar restos de calçots

Si vivís en Catalunya seguramente a estas alturas ya habréis hecho alguna que otra calçotada. Y seguramente también os habrán quedado calçots frios y muertos de la risa que acabarán en la basura. Sin ir más lejos, el otro día nos pasó a nosotros, y como no me entusiasma tirar la comida, hice tres recetas de aprovechamiento facilitas y resultonas. Una de ellas era una tortilla de patatas y trozos de calçots. No hay foto ni receta… Creo que no hace falta enseñaros a hacer una tortilla a estas alturas ¿Verdad? Además, al ser recetas para reaprovechar, os voy a dar las cantidades redondas para que os sea fácil calcular las proporciones en función de lo que os haya sobrado a vosotros. calçots rebozados Calçots con tempura (sin harina de tempura)

Ingredientes

  • 50g de harina de trigo
  • 50g de harina de maíz
  • Un vaso de agua muy fría
  • 1 yema de huevo
  • Un sobre de gasificante
  • 2 cucharaditas de sal

Preparación

  • Pelar los calçots (lo mismo que harías si fueras a comerlos) y cortar la parte verde de arriba.
  • Mezclar la yema de huevo con el agua y agregar la harina poco a poco.
  • Añadir la sal y por último el gasificante. Mezclar hasta que no haya grumos.
  • Pasar los calçots por la mezcla de tempura y freír en aceite caliente (mejor si es de girasol, ya que no le aporta sabor extra al rebozado).
  • Retirar cuando se doren y escurrirlos en papel de cocina.
  • Servir con un poco de salsa romesco.

croquetas jamon calçots Croquetas de calçots y jamón

Ingredientes (para  unas 20 croquetas)

  • 250ml de leche
  • 25g de mantequilla
  • 25g de harina
  • Calçots (yo utilicé 5 bastante grandecillos)
  • 50g de jamón serrano

Preparación

  • Pelar los calçots y cortar la parte verde de arriba.
  • Triturar los calçots junto con el jamón serrano. Reservar.
  • Derretir la mantequilla en un cazo.
  • Añadir la harina y rehogar bien.
  • Verter la leche poco a poco, sin dejar de remover hasta que tenga la textura deseada.
  • Añadir la mezcla de jamón y calçots. Volver a remover y cocinar la bechamel a fuego lento durante unos 10 minutos.
  • Probar y añadir sal si hace falta. En este caso yo no añadí, ya que con la del jamón era más que suficiente.
  • Echar la masa en una fuente y cubrirla justo a ras de masa con film de plástico para que no se haga costra (podéis ver cómo aquí). Dejar enfriar.
  • Cuando la masa esté fría, cortar y darle forma a las croquetas.
  • Enharinar, pasar por huevo, pan rallado y freír las croquetas en aceite bien caliente.
  • Cuando estén hechas, retirarlas de la sartén y ponerlas sobre una papel de cocina para que absorban el exceso de aceite (aunque no mucho rato, ya que se pondrían blandas).
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s