Galletas de parmesano

Galletas de parmesano

Hoy la cosa también va de galletas, pero esta vez de galletas saladas. El día que probé estás galletas por primera vez caí totalmente enamorada de ellas.

Este tipo de galletas se caracterizan por un interior quebradizo, casi hojaldrado, muy ligero. Pueden comerse solas o servir como base para alguna coca o tostada, dependiendo del tamaño. Además son muy fáciles de hacer, y puedes prepararlas con antelación, por lo que son muy socorridas para cuando tienes a mucha gente a comer y quieres tener cosas ya listas.

Como veréis, hacer la masa es muy rápido, lo que puede daros un poco más la lata es preparar las galletas en sí, ya que hay que ir refrigerando la masa para evitar que se rompan en exceso.

Además, la receta tiene algunos trucos para hacer galletas, que espero que os sean útiles 🙂

Ingredientes (depende del tamaño. Para unas 50 galletas de 4×4 cm aprox.)

  • 325 g de harina de trigo
  • 200 g de parmesano
  • 250 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 3 yemas de huevo (mediano)
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de pimienta negra
  • Pimentón (para decorar)

Preparación

  • Rayar el queso parmesano muy fino.
  • Mezclar en un bol grande el queso parmesano rallado con la harina, la pimienta y la sal.
  • Añadir la mantequilla y amasar.
  • Por último, incorporar las yemas a la masa y amasar hasta que tenga un color y una consistencia homogénea.
  • Dejar reposar en la nevera una hora.
  • Poner la masa entre dos papeles vegetales, de los que se usan para el horno. De esta forma es más fácil pasarle el rodillo. Hay que estirar hasta que la masa tenga como máximo una centímetro de ancho.
  • Una vez estirada y aún entre los dos papeles de horno, colocarla en la nevera un rato. De esta forma podremos cortarla sin que se nos rompan las galletas.
  • Sacarla, cortarla en cuadraditos y ponerlos en una bandeja de horno. No crecen mucho, pero es mejor dejar algo de espacio entre galleta y galleta para evitar que se peguen. Volver a meterlas en la nevera unos minutos.
  • Sacar la bandeja y hornearlas (calor arriba y abajo) en el horno precalentado a 180º durante 7 minutos.
  • 10. Al sacarlas del horno espolvorearlas con pimentón rojo y dejar enfriar.

Notas

  • Siempre es mejor comprar un trozo de parmesano y rayarlo, que comprarlo ya en polvo, ya que da mucho más sabor. Lo mismo ocurre con la pimienta: mejor triturar una en grano al momento que usar la de bote. ¡Pero si hay prisa, hay prisa!
  • No hagáis las galletas muy anchas, ya que no se hornearán bien.
  • Hagáis la forma que hagáis, recordad que las galletas tienden a romperse con facilidad, por lo que una forma de estrella, por ejemplo, no es muy recomendable (aunque yo lo he hecho, y si vais con mucho cuidado y no tenéis que transportarlas, no tendréis problemas).
  • Lo de tener que refrigerar la masa continuamente os puede parecer algo cansino, pero es la mejor forma para trabajar con las masas de galletas, y asegurar que salen compactas y crujientes.
  • Las galletas no deben tostarse. De hecho, os pueden parecer blandas al sacarlas, pero una vez frías quedan crujientes y de aspecto hojaldrado en el interior.
  • Son perfectas para hacerlas de un día para otro, y tomarlas como aperitivo o como base para alguna coca, por ejemplo.
Anuncios

2 comentarios en “Galletas de parmesano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s