Galletas ligeras

galletas ligeras de canela

Galletas, galletas y galletas… Últimamente no hay fin de semana que no haga al menos dos tipos de galletas diferentes. La verdad es que tiene una explicación. Cuando hacía algún bizcocho, lo dejaba en casa, y en cada visita a la cocina íbamos picando… Si hago galletas, las reparto: a mi madre, a las compis de oficina… así puedo hacer más cosas, ya que sé que no van a acabar todas en mis caderas xD
La parte mala es que mi marido siempre refunfuña cuando ve que me las llevo, y que ahora en el trabajo me odian por engordarlas a ellas… pero todo sea dicho, los lunes con dulces pasan mejor!

La receta original de estas galletas no me acababa de convencer, ya que quedaban unas pastas sin sabor, secas, sosas… Con estas cantidades quedan unas galletas suaves y nada empalagosas, que se deshacen en la boca. Sin embargo, os aconsejo probar un pellizquito de masa en crudo, ya que así sabréis si según vuestro gusto han quedado muy sosas y les hace falta más azúcar.

Si os gusta el vaso que acompaña a las galletitas, os diré que es de Anna Tulleuda, mi moderna favorita, fantástica diseñadora y mejor persona. Podéis conocer su último proyecto, Ultramarins, aquí 🙂

Ingredientes (para unas 25-30 galletas)

  • 125 g de mantequilla
  • 250 g de harina
  • 2 cucharadas soperas de azúcar
  • 2 cucharaditas de azúcar avainillado
  • 1 cucharadita de canela
  • 2 yemas de huevo
  • 2 cucharadas de nata líquida (de la de montar, no la de cocina)
  • Azúcar y canela para espolvorear (la proporción suele ser 3 cucharadas soperas de azúcar, una cucharadita de canela).

Preparación

  • Amasar todos los ingredientes hasta obtener una especie de masa quebrada como las de las tartas. Veréis que es una masa dura que se desquebraja y se parte a trozos. Meterla en la nevera durante 1 hora.
  • Pasado este tiempo, sacar la masa, extenderla con un rodillo y cortarla con el cortador que queramos.
  • Ir poniendo las galletas ya cortadas encima de una bandeja de horno con papel vegetal y espolvorearlas con la mezcla de azúcar y canela.
  • Hornearlas durante 15 minutos a 180ºC con calor arriba y abajo.

Nota

En cuanto al acabado final, hay varias opciones:

  • En vez de echarle el azúcar y la canela antes de hornearla, podéis hacerlo justo al sacarlas. Así el sabor es más débil. Personalmente hice esto la primera vez y no me gustó mucho el resultado… demasiado tenue.
  • Otra opción es pintar las galletas con mantequilla y a continuación espolvorearlas con el azúcar y la canela, antes de hornearlas. De esta forma quedan más crujientes y con un sabor más intenso.
Anuncios

4 comentarios en “Galletas ligeras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s