Pastitas de almendra

galletas de almendra

No olviden que a pesar de todo lo que les digan, las palabras y las ideas pueden cambiar el mundo (…). Les contaré un secreto: no leemos y escribimos poesía porque es bonita. Leemos y escribimos poesía porque pertenecemos a la raza humana; y la raza humana está llena de pasión. La medicina, el derecho, el comercio, la ingeniería… son propósitos nobles y necesarios para dignificar la vida humana. Pero la poesía, la belleza, el romanticismo, el amor son las cosas que nos mantienen vivos.
El club de los poetas muertos

La vida en general es bastante fea. Una vez leí que eso es porque hemos dejado que sean los ingenieros y no los arquitectos los que construyan las ciudades. Gris, cemento, carreteras, puentes que pasan sin pudor por encima de casas… Tal vez el mundo antes no era tan práctico, pero si más bonito… y son esas las cosas que alimentan nuestra alma.

Por eso me gusta la repostería. Porque además de hacer cosas deliciosas, puedes hacer cosas preciosas. Y la vida merece ser bella… Si la naturaleza pensara que el gris es un color bonito se lo habría dado a alguna flor… ¿Conocéis alguna flor gris? Pues eso…

Así que nada, a hornear galletas, poner washi tape, pintar la casa de colores… ¡Dejad que la belleza entre en vuestra vida!

Ingredientes (para unas 40-50 galletitas)

  • 75 g de margarina
  • 125 g de azúcar blanquilla
  • 1 sobre (8 g) de azúcar avainillado
  • 1 huevo
  • 75 g de almendra molida
  • 175 g de harina

Preparación

  • Batir la margarina hasta que quede cremosa.
  • Añadir el azúcar y el azúcar avainillado y batir de nuevo.
  • Añadir el huevo y mezclar hasta que quede bien integrado.
  • Incorporar la almendra molida. Mezclar.
  • Añadir la harina tamizada y mezclar hasta que quede una masa homogénea.
  • Poner papel de horno en una bandeja.
  • Introducir la masa en una pistola de galletas (podéis estirarla y cortarla con un cortador también, si lo preferís) y disponerlas en la bandeja. No suben, así que no os preocupéis por si crecen y se juntan.
  • Meter la bandeja en la nevera durante una hora, así se romperán menos.
  • Sacar la bandeja de la nevera y meterla directamente en el horno, precalentado a 200ºC durante unos 10-15 minutos. No dejar que se doren en exceso, deben quedar blanquitas.
  • Sacar y dejar enfriar.

Nota

  • Estas galletas se mantienen blancas, pero de endurecen al sacarlas. No dejéis que se doren, ya que os dejaréis los dientes intentando comerlas después jajaja
Anuncios

2 comentarios en “Pastitas de almendra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s