Croquetas de bacalao y pimiento verde

CRoqetas de pimiento y bacalo

Estas Navidades he cocinado mucho, muchísimo: Pan de patata, canelones de asado, tostas de gulas y pimientos, quiche lorraine, croquetas de bacalao y pimiento verde, profiteroles, cake pops, muffins de tortilla de patatas con mermelada de pimientos del piquillo… La lástima es que he hecho muy pocas fotos para poder colgarlo aquí, pero ya iré repitiendo algunas cosillas para poder compartirlas en el blog.

Hoy en concreto subiré las croquetas de bacalao y pimiento verde. Que nadie huya si no le gusta alguna de las dos cosas, quedan tan tan suaves que están riquísimas. En este caso, como las hice para la cena de final de año y en mi casa no son muy amantes de los trozos de bacalao y verduras, opté por triturarlo todo y la verdad es que quedan muy buenas (aunque los amantes del bacalao pueden dejar trocitos para darles un plus de sabor!).

No os voy a decir que son fáciles, pero si sabéis hacer una bechamel, no tienen mucho misterio. Es muy importante utilizar las cantidades exactas para la bechamel, así la masa queda perfecta para unas croquetas, ni muy líquida ni muy espesa.

Ingredientes

  • 250 g de bacalao desalado y desmigado
  • ½ cebolleta picada muy fina
  • ½ pimiento verde pequeño
  • 1 litro de leche
  • 35 g de mantequilla
  • 35 g de aceite de oliva
  • 130 g de harina
  • Harina, huevo y pan rallado para rebozar

Preparación ( 30 croquetas aprox. dependiendo del tamaño)

  • Lavar y cortar la cebolleta y el pimiento. Si no os gusta mucho encontraros trozos podéis triturarlo todo.
  • Pochar la cebolleta y el pimiento con la mantequilla y el aceite durante unos 15 – 20 minutos.
  • Saltear el bacao desalado y desmigado con un chorrito de aceite y reservar.
  • Hervir la leche.Masa de croquetas
  • Añadir al sofrito de cebolleta y pimiento la harina. Dar vueltas hasta que quede bien integrado y verter la leche hervida poco a poco (como si hicierais una bechamel de toda la vida, vamos).
  • Remover sin parar durante unos 10-15 minutos hasta que no tenga grumos.
  • Añadir a la bechamel el bacalo desmigado.
  • Rectificar se sal.
  • Verter la bechamel en una fuente. Cubrirla con film de plástico a ras de masa, impidiendo que haya aire entre el plástico y la masa. De esta forma no se crearan parte duras en la bechamel ni se secará.
  • Dejar enfriar y meter en la nevera. Es conveniente dejar reposar la masa unas 24 horas antes de hacer las croquetas.
  • Sacar la masa y dar forma a la masa (según el tamaño que queramos).
  • Pasarlas por harina, huevo y pan rallado. Al igual que con la masa recién hecha, también es conveniente dejar reposar las croquetas rebozadas un par de horas en la nevera antes de freírlas, si no pueden saltar mucho al freírlas, abrirse y estropearse por completo.
  • Freír en abundante aceite muy caliente (así quedan crujientes) hasta que se doren.
Anuncios

3 comentarios en “Croquetas de bacalao y pimiento verde

  1. unas croquetas muy ricas, siempre me a fastidiado hacer bechamel, normalmente me salen bastantes grumos pero luego la paso por la batidora y ya se van todos, es un truco bastante util para cuando no consigues que salga una bechamel

    • Yo suelo ir añadiendo la leche poco a poco, así no suelen quedar grumitos. Si además la añades caliente, la cosa suele ir bastante bien.
      Pero lo de la batidora es una buena solución para esos días en los que no hay forma.

      Yo es que soy super fan de la bechamel, la adoro! Fue de las primeras cosas que aprendía a hacer 🙂

  2. Pingback: Aprovechar restos de calçots | Una cucharada sopera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s