Tiramisú de Speculoos

Tiramisú

Desde que empecé a hacer este maravilloso postre, nunca lo he hecho dos veces seguidas con la misma receta. Una vez le añadía nata, otra, ron en vez de licor de café, le cambiaba el tipo de bizcochos… y es que admite tantas modificaciones como se nos ocurran y sigue estando delicioso.

En esta ocasión lo hice con galletitas de caramelo tipo speculoos (estas eran de la marca Lotus), esas que a veces te sirven con el té o el café en muchas cafeterías. Es imposible no rebañar la cuchara, ¡os lo aseguro!

El Tiramisú es el típico postre con el que quedar bien cuando tienes gente en casa, lo puedes preparar con antelación, y se puede hacer tanto en una fuente grande como en vasitos individuales.
No os voy a decir que es la receta más fácil del mundo, pero tampoco es muy complicada… animaros a probarla!

Ingredientes (6 vasitos)

  • Galletas caramelizadas (unas 4 galletas por vasito)
  • 3 yemas y 2 claras
  • 15 cl de nata liquida muy fría
  • 75 g de azúcar glas
  • 250 g de queso mascarpone
  • 2 tazas de café bien fuerte
  • 2 cucharadas soperas de licor de café
  • 1 cucharada sopera de cacao en polvo (Más el que necesites para decorar)

Preparación

  • Bate la nata líquida hasta que consigas nata montada. Recuerda que cuanto más fría esté la nata, más fácil se montará. Una vez hecha guárdala en la nevera.
  • Casca los huevos y separa las yemas de las claras, poniéndolos en dos boles diferentes. Sólo necesitarás dos claras, así que tendrás que desechar una (o guardarla para otra cosa).
  • Monta las dos claras a punto de nieve y reserva.
  • Con un batidor de varillas, mezcla las yemas y el azúcar en un bol hasta que la mezcla blanquee. Verás que la masa se vuelve más consistente y un poco pegajosa.
  • Añade el mascarpone a la masa de azúcar y huevo, y mezcla con cuidado, para que no se quede muy líquido.
  • Haz lo mismo con las claras a punto de nieve y la nata montada: Añádelo removiendo con delicadeza para conservar la textura espumosa.
  • Vierte en un plato hondo el licor, el café recién hecho y la cucharada sopera de cacao en polvo. Mézclalo muy bien.
  • Remoja un par de galletas en esta bebida durante unos pocos segundos. Rómpelas en cuatro trozos y colócalos en un vasito. Repite la operación con todos los vasos.
  • Con la ayuda de una cuchara sopera o de una manga pastelera, llena los vasitos hasta la mitad con la crema de mascarpone que has hecho.
  • Vuelve a repetir el proceso anterior con las galletas, pero esta vez después de remojarlas, desmenúzalas, y reparte las migas por los vasitos.
  • Llénalos hasta arriba con la crema espolvorea con el cacao y guarda en la nevera.
  • En el momento de servir puedes volver a espolvorear con cacao si quieres.

Consejos:

  • Lo mejor es hacerlo de un día para otro, ya que cuanto más frio esté, mejor sabrá.
  • No pongáis la crema de mascarpone encima de la galleta mojada en café si notáis que ésta aún está caliente, ya que la crema puede derretirse.
Anuncios

2 comentarios en “Tiramisú de Speculoos

  1. Me gusta mucho la idea de poner el tiramisú dentro de un vasito, así no andas con el tema de ir repartiendo a partes iguales, y tiene un acabado más chulo.

    Este tiene una pinta estupenda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s